jueves, 19 de octubre de 2017

Tecnología para adultos mayores


Hoy la tecnología llegó para quedarse. Sin embargo, en el mundo se ha creado una enorme brecha digital: entre quienes la usan intensamente y quienes ni siquiera saben que existe.

Quizá la brecha más alarmante sea la que existe entre la población vulnerable, marginada, en pobreza; ya que esto hace aún más profunda la desigualdad.

Un paso inicial para empezar a salir de la desigualdad es el poder accesar a información. La información en el mundo del siglo 21 es parte de los componentes que permiten reducir brechas.

Un sector muy descuidado por las políticas sociales es el de los adultos mayores; personas que por su condición son susceptibles de ser abandonados y con un alto riesgo de vulnerar sus derechos humanos.

La pirámide poblacional nos indica que México y muchas partes del mundo estan siendo cada vez más paises con población adulta y mayor.

Participo en una experiencia que empezó como una orientación: algún adulto mayor me preguntaba cómo podía tomar una buena foto.  O como se podía borrar un archivo desde su celular, o como le hacia para prender su tableta que su hijo le había regalado; alguien quería enviar una canción por correo electrónico, etc.

Les orientaba, pero a la vuelta de la esquina regresaban con otras dudas; al rato venían otras personas con otras dudas: cómo usar whatsapp, o como ver una película desde el celular, como crear una cuenta de Facebook.

En México uno de los problemas principales de este rango de edad es la soledad, que conlleva la depresión y otros estados emocionales negativos. Soledad porque muchos de ellos están solos, su pareja falleció, sus hijos ya se fueron, son jubilados. Están mucho tiempo solos o de plano ya completamente  solos en sus casa. El familiar, quizá para ayudarlos un poco les regala un dispositivo: un celular, una tableta, una latptop. Pero hasta ahí llega la ayuda.

No resolvió nada el regalo; es más, generó más ansiedad: cómo lo uso, cómo lo prendo, y si lo dejo prendido qué pasa, cuando debo recargar la pila, miles de preguntas y dudas.

Al taller han llegado todo tipo de personas y todo tipo de dudas y preguntas. Ahora ya con casi un año de trabajar en este taller, hemos aprendido muchas cosas juntos. Ya narraré en las siguientes entradas un pco de esto.

viernes, 6 de octubre de 2017

Nobel de literatura

Hace muchos años cuando traté de ser un lector no sabía que leer. En aquel tiempo no había internet ni redes sociales, ya no digamos libros digitales. Qué hice intuitivamente? Me dije que un buen libro debiera ser aquel que fue escrito por algún premio Nobel. Así que para iniciarme conmigo un lector consuetudinario decidí comprar libros de solamente premios Nobel.

Le encontré mucho sentido. Ya no digamos al caudal de perspectivas y mundos que se abrieron ante mi. Así es como en lo particular me hice un asiduo lector de premios Nobel. A veces un autor me capturaba tanto que intentaba leer todo lo que producía. En aquellos años hay que decirlo, solo libros que se escribían en español o que ya se habían traducido. No pude leer obras no traducidas. Hoy haría la misma recomendación: vale la pena leer cuando menos un libro de un premio Nobel. Esta recomendación avpropósito del recién galardonado. Veamos cuál es su perspectiva y qué plantea sobre la complejísima naturaleza humana.