jueves, 29 de abril de 2010

VS LA LEY DE ARIZONA

TODOS CONTRA LA LEY DE INMIGRACION DE ARIZONA NO. SB1070.




Muchas Naciones del Mundo viven, respiran y se han creado gracias a los inmigrantes. Los inmigrantes siempre le inyectan la vitalidad de la diversidad humana en el planeta. Ir en contra es muy estúpido y todos lo demás: racista, inhumano, selectivo, fascista. Cerremos el paso a los nuevos y viejos fanatismos que tanto daño le han causado a la humanidad.

lunes, 19 de abril de 2010

EL VIAJE A LA FELICIDAD

















Como decía en este mismo Blog, Eduardo Punset es uno de los mejores divulgadores de la ciencia en el planeta. Aparte de su Programa   REDES, su Revista y de inumerables presentaciones, también publica libros que van desde entrevistas con los mejores científicos del mundo hasta sus propias investigaciones a partir de su trabajo de divulgación científica.

Recientemente leí su libro  EL VIAJE A LA FELICIDAD: LAS NUEVAS CLAVES CIENTIFICAS en donde da cuenta de esta experiencia, emoción y sentimiento que es tan vital para nosotros los seres humanos. Hace un brillante recuento de las investigaciones científicas relacionadas al campo que intentan trazarnos un mapa por donde transitar en la búsqueda y encuentro de este anhelado estado.

Somos felices? No, porque?. Si, porque? Qué debemos hacer para ser felices? Tiene algo que ver el dinero? el sexo? las drogas? el alcohol? la música? el arte? Qué factores inhiben la felicidad, qué factores la impulsan?

Pero más allá de estas preguntas inmediatas hay otras de más calado :  què papel juega el cerebro?, pero cuál cerebro?: el primitivo? aquel que nos permite sobrevivir y que maneja las emociones o el más reciente, el que controla el consciente? Que relación hay entre nuestra evolución como homínidos y específicamente nuestro cerebro, y las emociones y específicamente la felicidad? Tendrá algo que ver que hace cien años el promedio de vida era de 30 años y ahora de 70 años? Qué hacemos con esos 40 años "que nos sobran" en nuestra programación genética? Tendrá algo que ver nuestra programación cerebral y reacción hormonal hacia el miedo? La forma y contenido de nuestras relaciones interpersonales que incluyen colegas de trabajo, amigos y familia?

Libro delicioso. Y si es brllante en su desarrollo, es genial en su final. Una manera exisita de combinar las matemáticas con los factores que inhiben e impulsan la felicidad. Al final sintetiza, con una capacidad asombrosa para hacerlo, toda la discusión con muchos científicos del mundo expertos en genética, cerebro, bioquímica, física, evolución en una fórmula que integra los factores reductores de la felicidad, aquellos que heredamos y aquellos significativos que la impulsan.

Algo que remarca y con lo que termina el libro es que la fórmula hacia la felicidad es más básica que la prioridad sobre otros aspectos de nuestras vidas. De qué sirve un buen dinero, un buen puesto, una larga vida, unos ciertos compañeros de trabajo, viajes, etc. si no somos felices?

La felicidad como estado psicológico está por encima de cualquier otro estado, sin su obtención, todo lo demás no sirve.


Hoy existe una manipulación a mansalva de los medios de comunicación que nos dictan, dicen, programan, definen, casi sin que nos demos cuenta, nuestro estado de la felicidad. Y al igual que otros aspectos fundamentales para nosotros como la salud, la educación y la     seguridad, los poderes fácticos y privados se están imponiendo sobre el poder del Estado Mexicano. También Punset discute sobre el papel del poder político en el viaje a la felicidad. 


Hay que decirlo, ni modo, se te hace que $199.00 y 5 hrs. de lectura concentrada sea mucho cuando por esta cantidad se te dan años de investigaciones científicas y una fórmula básica y general para que seas feliz?

lunes, 5 de abril de 2010

EL PODER CULTURAL EN EL DESARROLLO EMPRESARIAL


EL ASCENSO NIPON: LA OTRA CARA DEL MILAGRO JAPONES.
Maurits Montañez

El arrozal japonés.

El 6 de agosto de 1945, en Hiroshima, era un lunes como todos los de aquel año, marcado por las restricciones, las derrotas, las evacuaciones y el trabajo obligatorio. En casi todas las casas, las mujeres preparaban el desayuno en el brasero que servía de hornillo y de estufa. Fuera de casa, los trabajadores se disponían a comenzar la jornada.

La ciudad de Hiroshima tenía fama en todo Japón por la belleza excepcional de sus sauces. Este importante puerto y gran ciudad industrial, a pesar de no haber sufrido en gran medida los horrores de la Segunda Guerra Mundial, fue condenada ese día a ser la primera victima del arma más terrible, atroz y brutal que haya creado la humanidad: la bomba atómica.

A las 8 horas y 9 minutos, el avión Enola Gay se dirigía hacia el oeste, a una altura de 9,530 metros. Debajo de él, la ciudad de Hiroshima se mostraba al descubierto. En su visor, el comandante Ferebee, artillero, vio deslizarse un panorama al cual estaba acostumbrado. Bien pudo haber sido la fotografía del objetivo que estudió una docena de veces. El punto de referencia –un gran puente sobre el brazo principal del río Ota– se desplazaba hacia el centro de la retícula.

–Ya lo tengo –dijo Ferebee.

Puso en marcha la sincronización automática para el minuto final del lanzamiento. Cuarenta y cinco segundos después, hizo girar el botón de la radio para señalar que, en quince segundos, se desprendería la bomba.

Leer artículo completo en ideosofia.com