lunes, 20 de agosto de 2012

SIMPLE

Una de las cuestiones más difíciles de lograr en cualquier diseño, sea organizacional, de un proceso, de un programa, al redactar o expresarnos, etc, es que sea SIMPLE y SENCILLO: fácil de usar (cuando es un producto o servicio) o de entender (cuando es un proceso de comunicación).  

Tendemos casi siempre a complicarlo. Hacerlo de muchos pasos y casi siempre DIFICIL de usar; ya no digamos en los asuntos de la comunicación donde se dan innumerables malos-entendidos y demás asuntos propios de nuestra especie humana.  

Jobs, pensaba que los productos deberían ser

Intuitivamente fáciles de utilizar:

Jobs sentía que uno de los elementos clave de la simplicidad en el diseño era conseguir que los productos fueran intuitivamente fáciles de utilizar.

En ocasiones un diseño puede ser tan sencillo y elegante que el usuario lo encuentra intimidante o difícil de utilizar.  "El factor principal de nuestro diseño es que tenemos que tratar de hacer que las cosas resulten obvias de forma intuitiva". Steve Jobs

Para ilustrarlo, Jobs alabó la metáfora del escritorio que estaba creando para el Macintosh.  La gente sabe de forma intuitiva cómo manejarse en un escritorio. Si entras en un despacho, verás que sobre la mesa hay varios papeles. El que está arriba del todo es el más importante. La gente sabe cómo asignar prioridades a sus tareas. "Parte de la razón por la que basamos nuestros ordenadores en metáforas como la del escritorio es que así podemos aprovechar la experiencia que la gente ya tiene" Steve Jobs.

En cualquier artefacto o dispositivo que utilizamos a diario (desde la licuadora hasta la computadora), el diseño debiera contener el atributo de la simplicidad en su uso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario